¿Cómo podés sumarte?

Todos los miércoles 19 h. Argentina (- 4 GMT).
Canales:
IG live (@laura.conco o @ndominguezl) y Zoom: https://zoom.us/j/8461626605 (cliqueá en el link y accederás directamente).

SI QUERÉS VER EL CONTENIDO DE LAS SESIONES PREVIAS:

SESIÓN 1 haciendo clic aquí

SESIÓN 2 haciendo clic aquí

SESIÓN 3 haciendo clic aquí

SESIÓN 4 haciendo clic aquí

SESIÓN 5 haciendo clic aquí

SESIÓN 6 haciendo clic aquí

SESIÓN 7 haciendo clic aquí

SESIÓN 8 haciendo clic aquí

SESIÓN 9 haciendo clic aquí

¿DE QUÉ SE TRATA ESTE GRUPO?

De personas que nos reuniremos una vez por semana a aprender y practicar de qué se trata la meditación, en la intención de poder llevar a nuestro día a día aquello que iremos vivenciando en nuestros encuentros.

Te convocamos desde la absoluta certeza de saber que en grupo de pertenencia toda experiencia humana es más poderosa y los beneficios trascienden el ámbito de lo individual exponencialmente. El grupo opera como un amplificador. De hecho, en las tradiciones ancestrales, de las que provienen las técnicas y conocimientos sobre meditación, hay tres pilares que sostienen la transmisión: los Maestros, las enseñanzas y el grupo.

En nuestro caso, nosotros nos apoyamos en nuestros Maestros y linajes, hay técnicas y enseñanzas que tienen su propio peso específico y todos vamos a componer el cuerpo que dé canal y forma a la materialización de las enseñanzas.

¿A QUÉ NOS REFERIMOS CON “ABIERTO, DINÁMICO E INTERACTIVO”?

Abierto = Todo el mundo es bienvenidx.
Dinámico = Iremos adecuando los contenidos a las circunstancias y coyuntura.
Interactivo = queremos que sea útil para todxs los que formen parte, a lo que te agradeceremos y estimulamos a que nos comentes tus necesidades, dificultades, intereses, sugerencias para ir ajustando nuestras propuestas a lo que esté ocurriendo semana a semana.

¿A QUIÉN NOS DIRIGIMOS?

A todxs los que nos han pedido que compartamos lo que hemos estudiado, practicado y que seguimos aprendiendo, Y también, por supuesto, a quienes quieran sumarse a esta experiencia grupal.

En este momento, las circunstancias inéditas que todo el planeta está sufriendo en todos sus rincones y sin distinción alguna entre sus habitantes, está siendo también un condicionante que nos empuja a abrir este espacio virtual y compartir con simpleza y humildad lo que a nosotros tanto bien nos hace y nos entusiasma ofrecer a otrxs.

DE LO PARTICULAR A LO GENERAL; DE LO INDIVIDUAL A LO COLECTIVO.

Sentimos que las implicancias que el COVID-19 trae a nuestras vidas, todavía no pueden medirse en su totalidad ni en alcance. Sin embargo, algunas ya se están poniendo en evidencia en forma de emociones disparadas y activadas como el miedo, la ansiedad, el temor, la angustia.

Al mismo tiempo que esos efectos negativos, que pueden ser resignificados, el confinamiento en nuestros hogares puede ser una oportunidad de revisar nuestros comportamientos, hábitos de rutina, la (o las) motivaciones que nos mueven en lo cotidiano en nuestras vidas.

Asumimos el distanciamiento social en la conciencia de ser un acto de cuidado hacia nosotrxs y también como un gesto de generosidad y compasión para con los otrxs. Incluimos dentro de nuestro campo de percepción e interés, el bienestar de los demás y eso es algo maravilloso. Quizá uno de los más grandes aprendizajes que esta experiencia colectiva mundial nos está proponiendo integrar. Considerar el cuidado de los otros tan importante como el cuidado propio y de los nuestrxs, es un despertar de consciencia que indefectiblemente puede llevarnos a ser artífices del nacimiento de un mundo mejor en el que todos podamos vivir con más plenitud, en una sociedad más sana y cultivando la felicidad genuina. Esta vivencia masiva planetaria ya está sentando memoria y cimientos. Un futuro mejor para todxs, ya estaría ocurriendo.

YO SOY OTRO TÚ

Antiguas tradiciones inteligentes y sabias, en diferentes lugares y momentos de la historia del hombre en la tierra, hablaron de un concepto y ley que opera sin defecto entre todos los fenómenos existentes en este vastísimo universo que habitamos: la INTERDEPENDENCIA.

¿Y qué significa?

Básicamente que estamos todxs interconectados de alguna, o de muchas, maneras. Y no se trata de ningún misticismo, más bien todo lo contrario: es muy simple de comprobar si abrimos nuestra visión.

Tomemos el ejemplo de lo que estamos atravesando. Hoy, la gran mayoría de la población está en aislamiento. Ahora, para poder nosotros estar en casa protegiéndonos del contagio y de contagiar a otrxs, hace falta mucha gente que queda expuesta para que los confinadxs estemos a salvo. Sí, para que puedas bajar al súper y comprar tu comida, hay un cajero cobrándote, un chofer que transportó la mercadería, hay un agricultor que está plantando y cosechando de lunes a lunes para que tengamos alimentos en nuestra cuarentena obligatoria, hay un planeta tierra que produjo los alimentos que se cosecharon, el transporte cargó combustible gracias a un playero que lo atendió, un montón de operarios a lo largo de todo el país aseguraron que el combustible llegase a las grandes ciudades. Y, si vamos al ámbito de la salud, si alguien se contagia o enferma, hay millones de médicos en el frente de batalla luchando para parar esta pandemia. Todxs ellxs también quisieran estar en sus casas a resguardo, sin embargo, están allí cumpliendo con sus tareas en un acto de servicio para la comunidad. Y está claro que dependemos de todxs y cada unx.

¿Podés ver ahora la innegable interdependencia que nos conecta y que nos une?

Otra circunstancia que pone en evidencia esta emergencia sanitaria es la igualdad entre todxs los seres. Para el Coronavirus no hay fronteras, banderas, partidos políticos, razas o religiones.

Esto, a sido nombrado por las tradiciones ancestrales como ECUANIMIDAD. Este concepto define la igualdad de todxs los seres de este planeta en el sentido de todxs anhelar la felicidad, de no querer sufrir y de tener el pleno de realizar ese deseo y evitar el sufrimiento.

Otra de las leyes leyes fundamentales de la vida, según las tradiciones a las que estamos haciendo referencia, es la ley de la IMPERMANENCIA.

Solemos creer que las cosas siempre han sido como las vemos ahora, que siempre vamos a estar enamorados, que siempre vamos a tener nuestro trabajo, nuestra casa, etc. Pero esta creencia no resiste el mínimo análisis. Hemos cambiado alguna vez de trabajo, seguramente nos hemos mudado alguna vez, posiblemente ya hayamos vivido algún desamor o hemos decidido terminar relaciones. Indefectiblemente, el verano termina para dar comienzo al otoño y el invierno, para dar lugar a la primavera.

Hace pocos días estábamos todos corriendo y en nuestras rutinas cotidianas sin siquiera parar un instante a pensar lo que ya estaba pasando en Italia o China. Sintiéndote en un gran momento profesional o preocupado por tu presente y futuro laboral. De repente, eso que pasaba allí, llega aquí y todo cambia radicalmente.

Nada es para siempre y esto es fundamental que lo entendamos y lo interioricemos. “Esto también pasara”, es una ley que aplica a lo que nos hace felices y también a lo que nos provoca sufrimiento.

Todo síntoma que se manifieste en estos momentos de estrés, serán una posibilidad de puerta de entrada a otra manera de encarar nuestras vidas. Te invitamos también a valorar la extraordinaria oportunidad de poder hacerlo, hay muchxs que no cuentan con esa suerte.

La buena noticia es que además tenemos herramientas para usar en estos momentos. Nos referimos a que podemos entrenar nuestra mente para poder mantener la calma, ver con claridad y no ser arrastradxs por las emociones negativas o ideas catastróficas que, la mayoría de las veces, son fantasías con poca probabilidad de materialización.

¿CÓMO LO HACEMOS?

Lo primero, aprendiendo prácticas de meditación muy sencillas para calmar nuestra mente y prácticas de mindfulness – cultivar la atención con diversos objetos de soporte (respiración, sonido, el cuerpo).

Paralelamente, les propondremos prácticas de auto-conocimiento y auto-regulación para conocer y aprender a gestionar nuetsras emociones lo que resultará de gran alivio en momentos de la coyuntura que estamos viviendo y a futuro para el resto de nuestras vidas.

Por último, y no menor, abordaremos bellísimos ejercicios para cultivar la empatía, la compasión y lo que se denominan cualidades del corazón que han comprobado ser muy beneficiosas tanto para la salud mental como física.

Esta es nuestra propuesta. El espacio, de momento, será virtual. Y, si bien es cierto que el Coronavirus nos ha empujado a esta acción, aspiramos a que todo lo que ocurra con en grupo sea una construcción colectiva: todo feed-back será siempre bienvenido. También, y en la genuina intención de llevar el mayor bienestar a la mayor cantidad de personas, siéntanse en total libertad de invitar a aquellos para quienes ustedes consideren que sería oportuno y beneficioso.

Muchas gracias por darnos la oportunidad de acompañarte y gracias por sumar tu valiosa presencia a este proyecto orgánico y de construcción colectiva.

AGRADECIMIENTO

Agradecemos a nuestros Maestros, entre ellos, Gerardo Abboud, Juan Manuel Cincunegui, Sharon Salzberg y Richard Davidson que nos han inspirado y de quienes hemos tomado ideas y conocimiento y cuyos beneplácitos dan fuerza a nuestra labor de transmisión.

#yomequedoencasa
#hagoloquemehacebien
#todosjuntos
#oportunidadenlacrisis