11/11/11

Más allá de toda efemérides, fecha clave y calendarios, es importante que seamos conscientes que algunos días y hasta meses de nuestro calendario gregoriano representan un tiempo casi despreciable si tomamos en cuenta los eones de evolución de la vida en la tierra y la presencia del primer homo sapiens hace unos 195.000 años.

Con esto no quiero desestimar las fechas exactas ni subestimar ninguna tradición que en estos tiempos marcan el 11/11/11, diciembre del 2012, el equinoccio de marzo del 2013 como mojones históricos de la evolución de la conciencia del hombre en la tierra.

En lo que sí quisiera hacer hincapié es que esas fechas, de alguna manera, ya son hoy. No hay nada extraordinario que esperar esos días y todo de extraordinario que hacer hoy mismo sin dejar pasar un segundo más.

Hoy, meditá. Hoy reconciliate con quienes estés peleado. Hoy tomate tiempo para compartir con los que querés. Hoy hacé lo que estás postergando que estás tan seguro que te haría tanto bien. Hoy, descansá si estás cansado. Hoy, llamá a ese amigo con quien hace meses que no te ves y tomate un cafecito. Hoy hacé algo que te guste y reconforte, no esperes las vacaciones para eso. Hoy fijate lo que estás sembrando porque será lo que coseches. Hoy, elegí ser feliz.

Y que esas fechas anunciadas nos encuentren más en paz con nosotros mismos, juntos y sumando en la intención para el bienestar de todo ser vivo!