No todos los hombres son iguales.

Esta declaración documentada es una oportunidad de resignificar mucho daño y trauma y sanar tanto las mujeres como los hombres: el «femenino» es un tema de la humanidad TODA.